19 mar. 2009

Haciendo honor a quien se lo merece



Hoy mientras me sobreponía del nivel de stress que exige el próximo congreso que estamos organizando, y mientras esperaba que mi hermana terminara de estudiar (cuando en realidad se que está jugando algo relacionado con facebook o ilike [de itunes]) me decidí a revisar los blogs de los que soy fan. Tenía mucho que no entraba al de "No hay espacio en la cabeza de los locos" el cual es su nuevo nombre, cosa que me sorprendió. Después, empecé a leer los posts que no había visto y encontré uno que simplemente describe y destruye toda la fantasía de mi infancia (atención, no debe ser leido por niñas que aún jueguen con Barbie) pero que te abre los ojos y demuestra que el mundo es... exactamente como es, y que nadie te va a tender la mano para que vivas un lugar feliz y siempre rodeado de amor. 

El nombre del post es Día sesenta y cinco  y de verdad se los recomiendo mucho... 

No hay comentarios: