14 abr. 2009

Sentada y carente de práctica.


Sentada y carente de práctica... Supongo que a cualquier la puede pasar porque cuando uno deja de hacer las cosas, las cosas dejan de dejarse hacer por uno. Es un concepto muy extraño pero creo que podríamos explicarlo en palabras más sencillas, o quizá, mejor aún, con un ejemplo sencillo y modesto. 

Por dios… POR DIOS… ¡POR DIOS QUE HICE!
¿qué te sorprende asesina?
¿por qué dudas?
¿te da miedo la sangre inocente que ahora corre por tu palma desnuda?
Bébela…
 
¿¡PERO QUÉ ESTOY PENSANDO!?... ¡beberla!
No seas cobarde… esta limpia, a fin de cuentas era a quien amabas
A fin de cuentas una es tu amiga y el otro es tu marido

Mate a mi mejor amiga y a mi marido… a sangre fría con las uñas de mis manos…mis
Poderosas manos… mis poderosas manos destazaron sus traidores cuellos
¿quién está hablando ahora?
¿qué soy?

… ¡NO¡.. NO ALÉJATE… ALÉJATE O ME CORTO EL CUELLO YO MISMA
 
El cuchillo cayó sobre el cuerpo desnudo de su marido, mientras sus ojos llenos de rabia no dejaron de ver a su mejor amiga, la de aquel cuerpo escultural, envidiable de caderas latinas y tez morena, la de pelo negro disfrutaba una noche de sexo con su marido. Maldita traidora… la seguiré hasta el infierno… ella sufrirá.

 “señor no se preocupe, esto es una ambulancia… no desespere estará bien la puñalada solo perforó un pulmón…”
“sólo… maldito enfermo, cree que no es difícil ya de por sí respirar”
“En cuanto a… bueno la situación tendrá que explicar algunas cosas a la policía, ¿ok?”
“No hay nada que explicar… estoy muerto”
“DESFIBRILADOR, ¡RÁPIDO! LO PERDEMOS.

No hay comentarios: