18 feb. 2009

Con ganas de matar


....y ayer me pregunté, ¿Cómo desaparecerlo? había buscado entre todas las técnicas para asesinarlo, pero no encontraba la mejor. 

Al principio pensé en solamente dispararle, ¡Qué manera más sencilla y “precisa” de morir! ¿No? Pero creo que después, me entró el éxtasis de su dolor, me excitaba la idea de verlo sufrir hasta que muriera.  
Dejarlo desangrar sería interesante... imagina la sangre corriendo en la nieve, deshaciéndola... ¡Pero no! No debía hacerlo, al menos no aún. No estaba lista.  

Pero es que de sólo imaginarlo mi cuerpo empezaba a gritarlo. Al final de cuentas, sólo sería él y nadie más, y tenía que hacerlo, ya me habían pagado la mitad y de verdad necesitaba el dinero. Total, ni que me fuera a convertir en asesina a sueldo. Una muerte “normal” sería lo indicado, además el cliente había pedido eso.  
----------------------------------------------------------------------------------------
Hoy hacen ya 24 horas del asesinato de Sir Thomas Mane, pensé que sería más difícil o que la conciencia me mataría pero no, hasta ahora todo va bastante normal... aunque sí, me siento diferente...

1 comentario:

pieni valvojana dijo...

LA sangre en la nieve geniaaaaaal .. es tan notoria con su rojo brillante encima del blanco puro :D


aww y en la nieveeee T-T mejor aún.... una fantasía muy real