21 feb. 2009

Un sueño en un sueño


¡Recibe en la frente este beso! 
Y, por librarme de un peso 
antes de partir, confieso 
que acertaste si creías 
que han sido un sueño mis días; 
¿Pero es acaso menos grave 
que la esperanza se acabe 
de noche o a pleno sol, 
con o sin una visión? 
Hasta nuestro último empeño 
es sólo un sueño dentro de un sueno.

Me encuentro en la costa fría
que agita la mar bravía, 
oprimiendo entre mis manos,
como arenas, oro en granos,
¡qué pocos son! Y allí mismo, 
de mis dedos al abismo 
se desliza mi tesoro,
mientras lloro, ¡mientras lloro! 
¿Evitaré ¡oh Dios! su suerte 
oprimiéndolos más fuerte? 
¿Ni uno solo habré salvado? 
¿Cuánto hay de grande o pequeño, 
solo es un sueño en un sueño?
Edgar Allan Poe

No hay comentarios: